Page title

08
May
El derecho al pataleo de los ahorcados (Lengua de Trapo, Madrid 1998)

«Un gran escultor dijo que para hacer un caballo tomaba una piedra y quitaba todo lo que sobraba. Quizá un buen escritor de cuentos parta de un amplio número de significantes y vaya quitando todo aquello que no pertenezca al cuento. Éste es el efecto que producen las historias de Ronaldo Menéndez» (W. L. Siemens, World Literature Today).

«Un estilo preciso y una segura técnica narrativa son el mejor vehículo para estas historias»
(J. F. S., Pérgola).

«Ronaldo Menéndez posee un estilo depurado que sin ser pretencioso guarda el espacio para las imágenes líricas e imaginativas que no tienen nada que ver con el realismo mágico. Por el contrario, exalta las cosas propias de la rutina diaria y les atribuye un sello estético […] Cada cuento conforma una unidad separada que deja percibir la profundización en la selección de los temas, las situaciones y la forma de narrarlas.
El amor, la venganza, la justicia, son los tópicos universales que caracterizan las anécdotas recortadas de la realidad cubana, les establece parámetros definidos y desarrolla por encima de ellas una percepción estética caracterizad por la incertidumbre, un buen elemento para capturar a cualquier lector» (Marlene Renée Saab, Gaceta de Bogotá).

«Este libro es una excelente carta de presentación para los lectores españoles, un volumen breve para descubrir en Ronaldo Menéndez a un cultivador afortunado del género que enlaza con las líneas medulares de la tradición hispanoamericana. En cada uno de estos cuentos pueden percibirse las huellas y las influencias de los grandes maestros, y sin embargo todos ellos llaman la atención por la presencia de un universo propio y el esfuerzo por alcanzar un reto formal y técnico para alcanzar en cada caso los medios más adecuados»
(Santos Alonso, Guías Azules).

«El derecho al pataleo de los ahorcados no es un libro para una lectura de disipación y jolgorio, se trata de narrativa cubana actual, controversial y razonadora; textos que agradecemos por sus valores literarios, donde Ronaldo Menéndez resume de alguna manera las preocupaciones y cuestionamientos de este caótico fin de siglo. Tenga pues, su merecido derecho al pataleo» (Caridad Tamayo, Revista Unión).

«Los nueve cuentos que conforman el libro poseen una singular coherencia de tono y estilo, no muy común en la narrativa cubana más reciente. Hay en este libro una elaboración de altos vuelos en algunos casos, que desdeña o más bien bordea la realidad cotidiana, o penetra en ella, pero sin contaminarse del costumbrismo tan al uso […] Así que en lugar de dedicar esta presentación al Ronaldo que conocí a principios de los ochenta en sus primeros balbuceos literarios, la dedico al Ronaldo que ya es y será en los próximos años: uno de los más destacados narradores de la más reciente narrativa cubana» (Eduardo Heras León, Revista Casa de las Américas).

0 COMENTARIOS
DEJAR UN COMENTARIO